Uno de los puntos clave a considerar como empresario es la inmensa cantidad de tiempo que le dedicas a tu negocio. Saca cuentas, ¿cuánto inviertes en este recurso? ¿8, 10, 12 horas al día de lunes a viernes? Y, ¡no contemos fines de semana! Para ser honesto, es lo más difícil de medir, por ello debemos tomar decisiones anticipadas sobre las tareas a las que les dedicaremos tiempo antes de encontrarnos con problemas de administración del mismo.

Confía y delega

Nuestro primer tip para ti es crear una lista con las tareas diarias de tu negocio, identificar las que tú haces y el tiempo que le dedicas a cada una. En ocasiones, queremos realizar todas las actividades por nuestra cuenta. Sin embargo, ser un empresario eficiente significa delegar y confiar en otras personas. Pero, ¿cuál es la clave para otorgar estas tareas de manera exitosa? La respuesta está en evitar dar responsabilidades a tus empleados sin prepararlos y capacitarlos de forma efectiva. ¡Esto es importante! Para que el delegar funcione debes contratar a las personas adecuadas, pero también invertir tiempo en capacitarlas. Una forma más efectiva de usar este recurso valioso es contratando a un tercero para que se encargue de las tareas a simple vista sencillas, pero que requieren de más tiempo, como el mantenimiento de tu página web.

Esta tarea puede parecer bastante fácil, en especial con ayuda de plataformas como Squarespace, Wix, Shopify, WordPress y otras. El problema con este tipo de páginas es que pagas para trabajar en tu sitio web en lugar de liberar tus días; absorben tu tiempo y energía. Además, la responsabilidad es tuya; si el proyecto terminado vale la pena o no depende de ti. Enfocas tu esfuerzo en tu sitio web y dejas de concentrarte en actividades más importantes para tu negocio. La delegación o la subcontratación es la solución a este tipo de tareas que requieren mucho tiempo y energía.

Establece tiempos de trabajo

El siguiente tip que te damos se relaciona con un método popular para administrar tu tiempo, que consiste en poner una alarma de 25 o 45 minutos mientras te concentras en una tarea específica. Luego, ¡tómate un breve descanso de 5 a 15 minutos antes de comenzar tu siguiente actividad!

Sigue la Regla 80/20

Otra forma eficaz de saber a qué dedicarle tu atención es la regla 80/20. ¿La conoces? Es muy sencillo, dice que el 80% de tus resultados provienen del 20% de tus esfuerzos. Vender, vender, vender es el 20% que marca la diferencia en el crecimiento de tu empresa. Otras tareas, como el desarrollo y el mantenimiento de tu página web las puedes delegar a profesionales; y así, enfocarte en ese 20% crucial de tu negocio.

¡Deja que en FlamingSoft México nos encarguemos! Agenda una cita con uno de nuestros especialistas para conversar sobre tu negocio y cómo podemos hacerlo brillar.

Por: Erick Estrada

Categories: Uncategorized

0 Comments

Leave a Reply

Avatar placeholder

Your email address will not be published.